Chicas Trans: mucha tela para seguir cortando

Columnas 03-07-2008, AG Magazine, portal de noticias declarado "De Interés Municipal" por el Concejo de la ciudad de Rosario por su trabajo en favor de la difusión de la temática LGBT.

Por Alejandro Viedma | Un posible modo de articulación entre los más recientes avances del colectivo trans argentino, como consecuencia de no haber retrocedido ante su deseo.

…matar simbólicamente a aquel que se ha sido para que de ese modo se distinga lo dado de la niñez de lo conquistado de la madurez.” –Pierre Rey-

En el último bimestre estuvieron circulando varias noticias en la prensa nacional acerca de los novísimos emprendimientos y logros del colectivo de travestis, transexuales y transgéneros. Resumidamente, a continuación hago un racconto de dichos sucesos:

El día 15 de mayo del presente año el Concejo Deliberante de La Matanza (provincia de Buenos Aires) aprobó que los hospitales públicos de dicho municipio llamen a las personas trans por el nombre –femenino- que eligieron, es decir, por su nombre de identidad de género y no por el que (aún, hasta el momento) figura en su DNI. Diana Sacayán, integrante del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL), fue una de las protagonistas y luchadoras para que esta medida empezara a implementarse.
Casi un mes después, Marcela Romero, presidenta de la Asociación de Travestis, Transexuales y Transgéneros de Argentina (ATTTA) y coordinadora general de la Red LacTrans, y luego de diez años de infatigables reclamos, logró que el Juzgado Número 2 de San Martín (provincia de Buenos Aires) aprobara la documentación para el cambio de nombre de la mencionada activista y se rectificara su partida de nacimiento.
El jueves 19 de junio se hizo la presentación del segundo número de la revista “El Teje”, hecha por travestis y transexuales argentinas, en el Centro Cultural Rojas, de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La directora de esta publicación es la activista Marlene Wayar. El primer ejemplar de “El teje” había salido a la luz en noviembre de 2007.
Exactamente una semana después, la Asociación de Lucha por la Identidad Travesti-Transexual (ALLIT), cuya presidenta es Lohana Berkins, inauguró la primera cooperativa de trabajo integrada por travestis y transexuales del planeta que se dedicará a la producción textil, básicamente de sábanas y ropas blancas. El nombre elegido de dicha cooperativa es “Nadia Echazú”, una travesti de Salta fallecida en 2004, y quien durante años luchó por los derechos de las personas trans.

Siguiendo -y estando atento a- estos datos, a mí me atrae pensar que estas personas, activistas trans, pudieron capitalizar sus deseos en lo legal, en lo social, en lo cultural y en lo amoroso, justamente los campos en donde, históricamente, más se las ha marginado.

El novelista Pierre Rey, en su genial obra “Una temporada con Lacan”, dice: “No es gran cosa lo que se elige. Ni el momento de nacer, ni el nombre que llevamos, ni el color de los ojos ni aquellos que más tarde nos herirán por haberlos amado”. Contrariamente a su postura, las chicas trans desafían y esquivan ciertas elecciones del Otro y se responsabilizan por las propias. Ellas sortean esos primeros nombramientos.

Inscriben, estampan sus nombres elegidos, adquiridos, su letra, sus ideas, sus sentimientos en una red más real, visibilizando la trama tácita. Tejen descubriendo velos para que esos nombres, esas redacciones abandonen la clandestinidad, para que los significantes que las a-traviesa-n dejen de resultar vergonzosos, esclavizados-esclavizantes.

Producen y trabajan con telas. La tela como género (femenino). Las sábanas para ser coherentes con su discurso político: las trans revelan que todxs somos seres sexuadxs, puesto que los cuerpos humanos, que hablan, laburan, se muestran y gozan, al mismo tiempo demuestran que el sexo es eros, pulsión de vida.

De tal manera las chicas “costureras” salen de la victimización desde lo grupal, desde el cooperativismo, la unión, la preocupación por que sus pares y ellas mismas tengan una mejor calidad de vida, se dignifiquen, transiten por la vida como sujetos que van a la vanguardia, que inauguran espacios y posiciones diversos en este mundo.

Sartre dijo que uno es lo que hace. Yo, siendo psicoanalista, agrego: uno es –también- lo que dice (y lo que calla, y lo que deja de hacer). Y con Lacan aprendimos que la ética tiene que ver con la realización del deseo, con no sucumbir, dar pasos atrás ante éste.

Entonces, pienso: ¡qué chicas tan éticas estas personas trans! Ellas van haciendo y diciendo, nombrándose, y sobre todo (trans) formando: sus cuerpos, su género, sus discursos, sus nombres, en fin, su posición subjetiva.

Mi idea fue hacer un pequeño escrito, un re-corte que valorice retazos de estas vidas de chicas que se re-nominan y cortan con cuestiones que antes era impensable que pudieran modificarse. En su andar, estas personas hilan fino, pedalean máquinas duras, manchan con tinta imborrable hojas para crear nuevos ciclos y lugares históricos. Por eso este pequeño homenaje a ellas, como forma de hermanarme en el sentido de plasmar mis ideas en palabras dichas y escritas, de intentar que todos y todas podamos diseñar y escribir una historia distinta a la pasada, ya con menos violencias.

Para terminar, estimadas Diana, Marcela, Marlene, Lohana, representantes de miles de compañeras trans, quería desearles que luego de tanto compromiso, tanta batalla -lo cual ha implicado/implica malestar, golpes, humillaciones, pero también reconocimiento, placer, orgullo- esta noche puedan relajarse y disfrutar de todo lo conseguido, conquistado.

Es por ello que me permito humildemente sugerirles un programa: cuando se vayan a descansar, antes de producir sus otros dulces sueños, encuéntrense con la delicia de envolverse en esas sábanas claras que confeccionan, releyendo la revista “El Teje” para pensar en próximos artículos y personas interesantes a entrevistar, mientras esperan a algún partenaire que las mime merecidamente.

Ah! Y luego de esos encuentros corporal y emocionalmente intensos y ya casi por dormirse para recargar pilas, energía para el próximo proyecto, miren de reojo a su mesita de luz y sonrían porque allí está (o estará en breve, en la mayoría de los casos) su DNI, el objeto real que enseña, concede y plasma todo lo que hicieron en su verdadero y único nombre de ahora en más: el de su persona resiliente, el de su deseo que, como tal, ha sostenido su (trans) misión, su transición, sus triunfos y que va por varios (deseos, proyectos, misiones, transiciones y conquistas) más!!



A. V. 

14 comentarios:

Carlos K. dijo...

Querido Ale: el artículo es excelente. En su forma resumida, abarca sin embargo bien profundamente la realidad social, entremezclada con un poco de filosofía, psicología, ética y derecho. Muy rico y ejemplificador. Está EXCELENTE!!! Abrazo, siempre a tu lado, Carlos K.

Rober dijo...

Ale, tu artículo me resultó apasionante no sólo por lo que dice sino porque señala una serie de pistas para seguir pensando y recibiendo los mensajes que pueden descubrirse en las noticias de las chicas trans. Algunas de esas pistas que quiero destacar: 1). El hacerse fuerte allí donde se fue débil, donde pretendieron debilitarte o donde creíste que eras débil. 2). El desafío de transitar desde el ser nombrados o calificados por otros a ser nombrados o calificados por nosotros mismos. 3). El cuerpo humano como expresión sexual, como eros y como pulsión de vida. 4). La salida y el emerger, desde la base de una red de lazos y relaciones. 5). La ética como realización del deseo. Sobre este último punto quisiera destacar que estas chicas manifiestan hoy una serie de acciones que podemos observar y festejar. Pero en el camino seguramente no sólo hubo trabajo y lucha, sino también sensaciones de soledad y desamparo. Y es allí donde estas figuras se agigantan, porque hay que bancarse el "ser distinto" y bancárselo con ética, es decir, sin que se instale la amargura, la desolación o el abandono. Seguir de pie en el deseo... eso es maravilloso. Y gracias Ale por ayudar a interpretarlo! Roberto, Mendoza.

Horacio S. dijo...

Hola Ale! Acabo de leer tu hermoso texto sobre las chicas trans. Me gustó mucho y logró que me haya quedado rumiando y rumiando ideas al respecto. Sé que en lo personal siempre compartimos en mucho la admiración y el respeto por esa lucha personal y colectiva, tan dura, épica, que las chicas trans se cargan al hombro con determinación coraje, desenfado. Iniciativas como las de la cooperativa, o la revista, me parecen tan necesarias. Y abren otros espacios y otros reconocimientos, otra visibilidad y nuevos derechos. Como para que su mundo se exprese y (nos) enriquezca más allá del corto tiempo de la vida en que un cuerpo nuevo y joven las convierte en mercancía preciada, apta para la venta en esta sociedad capitalista. Me gustó mucho tu texto. No le habría cambiado una coma. Va para vos un abrazo grande, infatigable militante Ale! Horacio S.

Dieguito S. dijo...

Ale, este artículo me parece un puente hacia otro lado. Resuena a un término tan lindo, como el de resiliencia, que vos debés conocer muy bien, eso de salir fortalecido, ante situaciones adversas. Para llegar a lo que llegaron, estos sujetos, fue clave que salieran de la victimización. De esa forma, crean recursos porque hay "implicancia subjetiva", pudiendo construir y reconstruir sus historias, permitiéndose declarar y denunciar todo aquello que les sea necesario. Estos sujetos, desde esta posición, en lugar de pensar "cómo nos marginan", piensan con otra lógica, preguntándose "¿Cómo hacemos para tener una vida más digna?". Tejen otra historia, poniendo su motor propio de cada uno, en marcha. Besos, Diego S.

Marce Z. dijo...

Hola Alito!!!!! Cómo estás? Tu nuevo escrito me hizo emocionar, me parece que es una caricia necesaria que acompaña la lucha de nuestras compañeras, realmente no encontré nada para modificar o cambiar. Me gustó mucho, me parece cálido y que acompaña muy bien esa lucha, nuestra lucha. Te mando un beso grande. Marcelo Z.

Facundo Nicolas dijo...

Hola, "hermanito": tu artículo me emocionó!!! FACU.

Carlos M dijo...

Querido Ale: leí muy bien tu artículo y no le encontré nada para reconsiderar. Está excelente!!! Tiene los pasos linguísticos de un texto bien redactado. Además la profundidad, la solidez, el tacto, el respeto y el optimismo que le dan tu impronta. Datos que no conocía, avances en distintos distritos e iniciativas como la revista y el trabajo cooperativo, muestran la otra cara de la chicas transexuales y travestis que no solo tuvieron el coraje de enfrentar una sociedad machista, sino también tener estas iniciativas y acciones llevadas a la vida cotidiana para ir cambiando el curso de la historia. Destaco tu capacidad, tu espíritu batallador, tus ideales y tu constante militancia para lograr individuos más felices con una sociedad más justa... ABRAZO!!!!! Ale. Carlitosmarce.

Clau N. dijo...

Hola Ale!! Me pareció copado el artículo, se nota que está escrito con mucha alegría, me gustó el juego de palabras que usaste y las citas de autoridad. Saludos! Claudio N.

Pablo de Córdoba dijo...

Alejandro, son muy buenas tus notas, son interesantísimas, espero escuchar alguna vez alguna charla tuya sobre la temática. Me gustaría poder saber si hay grupos de estudios, congresos, cursos, jornadas relacionada con el tema. Desde ya me gustaría si me podés avisar. Te mando un beso. Pablo A S, Córdoba.

Marco dijo...

Hola Aleeee, me encanta que siempre estás activo vos, ahí puse en el blog de modis un link al artículo de agmagazine. Te cuento que ya estamos preparando el mes por la diversidad de este año, lo pensamos hacer en octubre. Bueno Ale, te mando un abrazo enooorme. Saludos. Marco F, Bahía Blanca.

Francisco dijo...

Hermoso el artículo! Un hermoso homenaje a las "costureritas". Me encantó cómo vas armando la red de significantes como en una poesía. Frannn, un besooo.

area tecnologías de genero, Rojas dijo...

Muchas gracias Alejandro!,
Atte. Área de Tecnologías del Género
Centro Cultural Rojas

Marcela de ATTTA dijo...

MUCHAS GRACIAS ALEJANDRO POR TUS PALABRAS
CARIÑOS
MARCELA ROMERO

Marlene Wayar dijo...

Ale: gracias en nombre de mi colectiva de compañeras, que lindo, honesto, valiente y etico que desde una ciencia tan diversa como pocas se piensen y se digan estas cosas que nos miman el alma.

marlene wayar