Cómo se vive la "primera vez" de una relación homosexual

Miércoles 25 de Julio de 2007 19:35 minutouno

  • Miedo, culpa y desinformación son algunos de los sentimientos de quienes además de enfrentar una situación novedosa tienen el plus de la carga "del afuera".
  • Especialistas en el tema debaten al respecto.
Suele decirse que toda primera vez es poco placentera y no sólo por cuestiones físicas, sino también por los miedos, los nervios y las novedades a enfrentar. Pero un primer encuentro sexual con alguien del mismo sexo tiene la carga extra de los prejuicios externos. Cómo se vive, a quién contarlo, a quién preguntarle…

“Yo sabía que era gay y quería hacerlo pero no me animé, tuve miedo. No había tenido chances de preguntarle a nadie y no tenía información. Me encontré en una situación extraña y sin saber qué hacer”, contó Marcelo (34) respecto de su primer encuentro sexual trunco debido a un inesperado llamado que aplacó la situación que estaba por darse e hizo que el miedo se adueñara de él hasta paralizarlo.

Para María Rachid, fundadora de la organización lésbica "La Fulana", un encuentro sexual homosexual “se vive generalmente con mucha culpa y miedo porque no hay modelos establecidos ni referentes para saber cómo hay que actuar. Por el contrario, todo lo que hay son mensajes negativos que lo asocian con la enfermedad y la culpa. Entonces pese a que el placer y la búsqueda de la identidad superan lo anterior, el miedo y la culpa persisten haciendo que se viva con más temor que en una relación heterosexual”.

“Mi mayor miedo fue el riesgo de contagiarme algo porque no lo conocía mucho. Sin embargo, no dudé al momento de hacerlo. Creo que me arriesgué demasiado, pero no me arrepiento. A los pocos meses dejé de verlo, lo que me sorprendió. Pero supongo que las cosas en general, en el 'ambiente', son así”, confesó Sebastián (19).

Por su parte, Luis De Gracia, coordinador del grupo de jóvenes de la Comunidad Homosexual Argentina (CHA), coincidió con Rachid y agregó que “pesa mucho el miedo de estar haciendo algo incorrecto. Lo que a su vez depende de la familia en la que se haya criado y los valores de la misma”.

El psicoanalista Alejandro Viedma aclaró que “si bien toda primera relación sexual es traumática, la culpa que se pone en juego en la homosexualidad le agrega un plus a esos miedos naturales. Los mandatos sociales, además, hacen que se viva un poco más en silencio ya que el miedo al prejuicio y al qué dirán son muy fuertes. Y eso genera angustia”.

Todo en la Biblia de la nueva generación

En estos casos, es común que la amiga experimentada no esté tan cerca como para evacuar todas las dudas acerca de la iniciación sexual. Sin embargo, la curiosidad y la necesidad de saber e informarse, o simplemente contarlo, persisten y hay que buscar el modo para hallar respuestas.

La opción por excelencia parece ser Internet: “Es el ámbito más utilizado de consulta. Además hay boliches y lugares de citas gay. Si bien todavía no está del todo sociabilizado hay avances. Y eso hace que no sea tan vergonzante ser gay. Cuando yo empecé había que preguntarle al maricón experimentado. Y había que dar con alguno, que era lo más difícil”, sostuvo el presidente de la CHA Cesar Cigliuti.

“Cuando me di cuenta de mi sexualidad empecé a buscar en la red. Ahí me hice amigo de un grupo de chicos gay y comencé a juntarme con ellos. Eso me dio la posibilidad de, antes que nada, poder hablar sin miedo. Y después, de intercambiar experiencias”, contó Ignacio (22).

Lo cierto es que “en general los amigos de siempre y la familia no sirven como confidentes, por eso se buscan alternativas. Muchos se acercan a lugares de encuentros de gays y lesbianas. O bien a organizaciones para poder hablar de ello y crear vínculos”, contó Rachid.

“Hoy mis familiares y amigos saben que soy lesbiana pero en su momento no tenía a quién recurrir. No encontraba contención y no me animaba a hablarlo con mis amigas. Pero la vida te va llevando y terminé en un grupo de gays y lesbianas que me dio esa seguridad que necesitaba”, contó Jessica (32).

Sin embargo, la fundadora de "La Fulana" explicó que “las organizaciones suelen trabajar a pulmón. No hay un 0-800 del Gobierno como para otros casos de vulnerabilidad y por eso es muy difícil acceder. Existe el INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) pero a veces las personas tienen vergüenza de exponer allí lo que necesitan porque no saben quién los va a atender y tienen miedo a la marginación y exclusión. Entonces las organizaciones les resultan más amigables”.

“En ocasiones cuentan la experiencia a su grupo de amigos pero cambiando el sexo de su acompañante hasta que pueden elaborar la salida del closet con el fin de hablarlo. Lo cierto es que no hay mucha información y eso hace que un poco uno vaya configurando las cosas a medida que van pasando”, explicó De Gracia.

Sin embargo, hay quienes lograron romper los moldes de una sociedad que si bien avanza contra la xenofobia, lo hace a ritmo lento. Es el caso de Sebastián quien “sobre consejos y demás siempre recurrí a mis amigos, tanto a los gays como a mis amigos y amigas del colegio, ya que varios de ellos sabían de mi condición. Y además teníamos una comunicación muy fluida. Demasiado fluida, diría yo, respecto del tema”.

14 comentarios:

alberto dijo...

SOY DEL INTERIOR Y POR MOMENTOS HE CREIDO SER GAY, NO LO HE DICHO POR MIEDO A LA DISCRIMINACION, TENGO 30 AÑOS Y MAS DE UNA VEZ HE INTENTADO AFRONTAR ESTA REALIDAD PERO LOS MIEDOS ME HACEN RETROCEDER EN MIS PENSAMIENTOS.

ALBERTO

gustavo dijo...

Gracias por esta nota. Muchos no tienen idea de lo difícil y el oscurantismo que marcan la vida de los homosexuales... pensar en lo que sufrí en la secundaria por ocultarlo... uno no puede contar a nadie eso nuevo que le pasa.
Si sólo hubiera tenido una maestra en primaria que dijera "miren chicos, a muchos le van a gustar personas de ditinto sexo, a la mayoría, pero también les puede gustar alguien de su mismo sexo y está todo bien"....

Gustavo

marcelo dijo...

FALTAN SIGLOS PARA QUE EN ARGENTINA PASE ESO GUSTAVO, ACA TODOS SON SUPERMACHOS, PERO CUANDO TE MOVES EN EL AMBIENTE GAY TE ENCONTRAS CON CADA UNO QUE SUPUESTAMENTE ES EL MAS MACHO.......Y ANDAN.....BUE MEJOR NO ESCRIBO.
EL MAS ANTIPUTO.....ES EL MAS PUTO.....
EL QUE NO ES GAY NO TIENE POR QUE MOLESTARSE POR LO QUE HAGA UN GAY.........SI LE MOLESTA MUCHO, SIMPLEMENTE ES ENVIDIA DE NO TENER LOS HUEVOS PARA SER GAY.

Tomas dijo...

De lo que se habla aquí es una cuestión de elección natural de ejercer la sexualidad!!!!!!! ...
Si bien nadie le pide a los demás que estén de acuerdo con nocotros,estaría bien que no se metan y dejen vivir ... en paz ya vivimos! ...

javier martínez dijo...

JUSTAMENTE ESTAS NOTAS SON PARA CORTAR CON TANTA IGNORANCIA. LA GENTE QUE INTEGRA LAS "MINORÍAS SEXUALES" NO ES ENFERMA POR TENER UNA ORIENTACIÓN SEXUAL DISTINTA A LA HEGEMÓNICA. EXISTEN TANTAS SEXUALIDADES COMO SERES HUMANOS HAY. ES INTERESANTE SUMAR DESDE LA DIVERSIDAD Y NO TRATAR DE QUE TODOS SEAMOS MUÑEQUITOS HOMOGENEOS SEGUIDORES DE DOGMAS Y NORMAS CERCENADORAS DE LA LIBERTAD DE ELECCIÓN. EL DESEO Y EL AMOR DEBEN SER TRANSCURRIDOS, NO PROHIBIDOS. CORTEMOS CON EL PENSAMIENTO MÁS PAPISTA QUE EL PAPA, LOS DINOSAURIOS DEBEN DAR PASO A OTROS CONTEXTOS HISTÓRICOS, SOCIALES, CULTURALES, SEXUALES.
JAVIER MARTÍNEZ, PCIA. DE BS AS

susana dijo...

La homosexualidad ha existido desde el principìo de la humanidad, en todas las razas, en ambos sexos, en cualquier nivel social y en muchas especies de animales también. Hoy la ciencia no la considera una enfermedad ni un trastorno. No es algo que se pueda evitar o curar y nos puede tocar a todos con padres, hermanos, hijos, amigos de uno y otro sexo.
No es justo condenar a ningún ser humano a esconderse, fingir, reprimir y vivr una sexualidad que no le pertenece.
Se trata del ejercicio de la tolerancia, aprender a respetar nuestras diferencias, de la igualdad de derechos, obligaciones y oportunidades para todos y cada uno.

Anónimo dijo...

tengo novio y voy a tener mi primera vez pero me da mucho miedo o vergúenza, no se qué hacer...

Luli dijo...

La verdad que leyendo algunas notas me parece increíble que haya gente tan prejuiciosa.
No entiendo qué les molesta, cada uno es feliz de la manera que puede, y eso no tiene porqué molestarnos. Una persona (gay o hetero) tiene derecho a ser feliz y a hacer lo que quiera con su sexualidad.
Yo no soy gay, pero conociendo algunas historias les tengo mucho respeto a las personas que teniendo 15 o 16 años deciden enfrentar sus gustos y jugarse por ser felices, sabiendo que en el camino pueden perder todo (incluso el apoyo de la familia) la verdad admiro mucho el coraje y la fuerza que le ponen para salir adelante.

nada más que eso
Luli -20 años

MARCELO 1 dijo...

EVIDENTEMENTE HAY GENTE DEMASIADO ATRASADA QUE NO RESPETA LAS DECISIONES DE LOS DEMAS, LEI CADA COSA QUE ME DA VERGÜENZA AJENA.
NO ENTIENDO POR QUE LA GENTE NO PUEDE COMPRENDER LOS GUSTOS DE OTRAS PERSONAS. ES COMO NO ENTENDER A UN NEGRO O A UN MUSULMAN.
CADA UNO TIENE DERECHO A HACER CON SU CUERPO LO QUE QUIERA Y EL QUE ELIGE SER DE UNA MANERA NO TIENE QUE OPINAR SOBRE LOS QUE ELIGEN SER DE OTRA.
ES LO MISMO QUE LOS GAYS DIGAN QUE LOS HETEROS SON ENFERMOS O QUE TIENEN ALGUN PROBLEMA.....
LOS TROGLODITAS ¿SABEN QUE EL SER HUMANO ES EL UNICO ANIMAL QUE UTILIZA EL SEXO POR PLACER Y ESO LO CAPACITA PARA DECIDIR QUE ES LO QUE VA A DAR MAS PLACER?
SI HAY ALGUNO QUE SOLO LO HACE PARA PROCREAR YO NO LE CREO.
MARCELO

Tomás dijo...

Para los que se "confunden" (por lo llamarlos ignorantes) y hablan de "Dios creó al Hombre y a la Mujer", o sea, dos sexos diferentes ... NADIE LO DISCUTE, ES UN TEMA REPRODUCTIVO!!! ... lo que se habla aquí es una cuentión de elección natural de ejercer la sexualidad!!!!!!! ... y de "yapa" sacan a relucir sus creencias y conocimientos religiosos (que siendo gay tb los tengo), cuando estoy seguro de que no son capaces ni de respetar el mandamiento "honrarás a tu padre y a madre" o "no desearás la mujer de tu prójimo", o sin ir tan lejos, jamás pisaron una iglesia! ... así que chicos, si bien nadie les pide que estén de acuerdo con nocotros, pero no se metan y dejen vivir ... en paz ya vivimos! ...
Tomás

patito dijo...

no es tan fácil para nosotros los gays conseguir 1 pareja, me llamo Pato un besito a todos

gustavo dijo...

Creo que la primera ves el problema es no equivocarse con quien lo hacemos, por lo menos debe sentirse mucha piel, y por favor no dejen pasar mucho tiempo, una vez que dejas pasar la barrera de los 20 después se torna mucho más difícil, para los primerizos no se enamoren de los bisexuales, sólo traerán más problemitas en la cabeza.

Turco dijo...

La nota habla del "debut" -por llamarlo de algún modo- con alguien del mismo sexo...
Ahora, sí, debe ser muy fuerte.
Soy hétero y me acuerdo toda la carga que tuvo mi primera vez. Así que no quiero ni imaginarme lo que debe ser para un pibe estar con otro pibe o para una piba estar con otra...
Turco

yo! dijo...

yo creo ser gay pero no me animo a comentarlo, tengo 30 años y me da miedo el tema del contagio de enfermedades, cuando veo películas condiciondas me ratoneo con los hombres